27/9/16

Acuerdo de paz en Colombia, un evento en blanco



La paz ha llegado a Colombia. Tras cincuenta y dos años de conflicto armado entre el Estado y la guerrilla de las FARC, por fin, se ha firmado la paz en un acto institucional que ha servido para mostrar al mundo el comienzo de una nueva era. Un ejemplo de estrategia comunicativa que toma como eje central un evento perfectamente orquestado y orientado a sus objetivos.

Colombia se ha convertido en el foco de la noticia y ha sabido aprovechar la oportunidad para enviar al mundo un mensaje de concordia a través de los actos institucionales que rodearon tan histórico momento. La puesta en escena, calculada al milímetro, ha contribuido a transmitir eficazmente la imagen de una nueva Colombia, moderna y segura, que se proyecta hacia el futuro. Múltiples elementos escenográficos cargados de simbolismo han servido para condensar el mensaje y transmitirlo eficazmente a través de los medios de comunicación que se han hecho eco, con entusiasmo, del feliz acontecimiento. Veamos el vídeo:



La ciudad de Cartagena de Indias, la más turística del país, fue la elegida para acoger a una veintena de dignatarios internacionales, como el presidente de Cuba, Raul Castro; de Argentina, Mauricio Macri; la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el secretario de Estado de EE.UU.; John Kerry o el rey Juan Carlos, en representación de España, además de 250 víctimas del conflicto, que también estuvieron presentes como parte interesada y sufridora del enfrentamiento armado que se da ya por finalizado. Todos ellos vestidos de blanco, como una sola voz, se dieron cita en la Plaza de Banderas del Centro de Convenciones de Cartagena, donde se firmaría el acuerdo entre el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el exguerrillero Timochenko. Un momento cumbre en el que los ojos del mundo se posaron sobre este país que deja atrás la guerra más larga que se recuerda en el continente americano.


El tema estrella del acto era claro y conciso: la paz. El color blanco y la paloma son elementos universalmente reconocidos como símbolos de la paz, por lo que todos los recursos escenográficos y visuales apuntaban en el mismo sentido. El blanco lo impregnaba todo. Fue el elegido para el escenario, las sillas, los globos, la mesa de la firma y la vestimenta de todos los comparecientes e invitados. La paloma,  por su parte, se convirtió en la marca del encuentro, y estuvo presente en el escenario, en la comunicación gráfica  e incluso en los pins que los asistentes llevaban en sus camisas. Palomas blancas, camisas blancas.La paz como lema.




Pero hubo más. El bolígrafo con el que Santos y Timochenko estamparon su rúbrica se convirtió en otro de los símbolos del momento. El “balígrafo”, como se le bautizó, es en realidad una bala reconvertida en bolígrafo y representa la evolución que Colombia está viviendo, que la lleva de una situación de guerra interminable a otra de paz enormemente deseada. En su lomo lleva grabada una frase que  recoge el espíritu del encuentro: “Las balas escribieron nuestro pasado, la educación nuestro futuro”. Para la ocasión se fabricaron más de medio millar de “balígrafos” con balas de ametralladora y fusil, que servirían de obsequio a los invitados a la ceremonia. Un detalle original y cargado de significado que contribuyó eficazmente a dotar de emoción un momento que marcará un antes y un después en la historia de Colombia y de toda Iberoamérica.

El acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC deja tras de sí un rastro de largas negociaciones, encuentros y desencuentros, pero culmina en un acto perfectamente articulado que escenifica y grita al mundo el deseo de un pueblo: la paz ha llegado. Un modelo de eficacia comunicativa a través de los eventos, que demuestra que lo fundamental es fijar el objetivo. Los recursos y las técnicas deben ir en consonancia, con sencillez, para no desvirtuar el mensaje. Colombia nos ha brindado un gran ejemplo.









9/9/16

Relaciones Públicas en la Empresa. Curso en la Cámara de Comercio de A Coruña

Relaciones públicas en la empresa. Cámara de Comercio A Coruña. Olga Casal


Del 3 al 11 de octubre impartiré el curso "Las Relaciones Públicas en la Empresa", en colaboración con la Cámara de Comercio de A Coruña. El curso se dirige a todos los interesados en conocer las ventajas que el protocolo y las relaciones públicas en el marco de empresa, principalmente empresarios y emprendedores, así como personal relacionado con las relaciones públicas, el marketing, la comunicación, la atención al cliente y la gestión comercial. El objetivo no es otro que dar a conocer los recursos de comunicación que contribuyen a mejorar la imagen comercial y profesional en el ámbito corporativo, todo lo cual se traduce en la cuenta de resultados de la organización.

Para más información, puede consultarse el siguiente enlace:



PROGRAMA

  1. Relaciones Públicas en la empresa. Qué son y cuál es su función. Identidad e imagen corporativa. Organización de actos corporativos. 
  2. Organización de actos en la empresa Casos prácticos. Cómo se organiza una reunión. Cómo se organiza una visita institucional. Cómo se organiza un banquete. 
  3. El protocolo en la empresa. Precedencias y presidencias. La ley de la derecha. El invitado de honor. Normativa básica de referencia. 
  4. Relaciones con los medios de comunicación. Ruedas de prensa y entrevistas. Herramientas de comunicación con los medios: notas de prensa, comunicados, dossier de prensa. 
  5. La comunicación escrita en la empresa. Pautas básicas. Correspondencia y documentación: cartas, invitaciones, saludas, etc. Redes sociales corporativas. 
  6. Imagen personal del profesional. Actitudes y comportamientos. La imagen personal como herramienta para el éxito profesional. 

Relaciones públicas en la empresa. Cámara de Comercio A Coruña. Olga Casal

16/8/16

El protocolo favorece la proyección de las organizaciones. Entrevista en la revista Rúbrica

Revista Rúbrica. Cluster comunicación gráfica. Olga Casal

La revista Rúbrica es una novedosa publicación del no menos novedoso Cluster de Comunicación Gráfica, que reúne a los profesionales del sector buscando sinergias y conexiones en un campo donde las fronteras son difusas y las áreas de coincidencia y complementariedad son cada vez mayores.
Este número, el 5 ya, como todos los que le precedieron, ofrece una cuidadísima presentación, tanto en su versión digital como en la impresa: una estética impecable, un formato original y muy manejable y unos contenidos de gran interés. Vale la pena hojearlo para comprobar la calidad de la publicación. 
Su coordinadora me entrevista para acercar a sus lectores al mundo del protocolo,  conocer su función en el entorno de la comunicación corporativa y las ventajas que ofrece a las organizaciones. 
Comparto el enlace que contiene el texto:

Leer entrevista completa (Rúbrica,nº 5, pp. 30-31)

11/7/16

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Izquierdas y derechas…protocolarias, claro, porque la visita del presidente Obama a España ha dado mucho que hablar, también en el mundo protocolero.

Entre los principios universales del protocolo, está la denominada “ley de la derecha”, que aconseja a quien ostenta la presidencia de un acto ceder su derecha a la persona de mayor relevancia o invitado de honor. Es un gesto de cortesía aplicable en todos los ámbitos, tanto institucionales como sociales, y en todas las secuencias del mismo, esto es, posados, recorridos, presidencias, etc. Y digo que es una ley universal porque se reconoce en todas las culturas. Sólo hay que ver los telediarios en clave protocolar para identificar esta actitud en todas las reuniones de altos dignatarios a lo largo del mundo, conocedores todos ellos de la importancia de la imagen pública que proyectan en sus comparecencias.

Sin embargo, en España, no existe un criterio unívoco de aplicación de este precepto, como se ha podido comprobar con motivo del recibimiento del presidente de los EE.UU. Mientras el rey lo ha respetado escrupulosamente en todas sus apariciones públicas, el presidente del Gobierno, no.

Veamos algunos ejemplos:
El rey recibe a Obama en el aeropuerto y lo sitúa a su derecha desde el inicio del recorrido, igual que hace al llegar al Palacio Real y subir por la escalera de los embajadores, flanqueada por la guardia de honor.

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

En la comparecencia pública convocada en el Palacio Real, el rey no sólo sitúa a su invitado de honor a su derecha, sino que también cede este lugar a sus acompañantes, quedando los miembros del gobierno español en la línea de la izquierda. Además, esta disposición se replica también en las banderas, quedando la estadounidense a la derecha de la española, práctica habitual en muchos países cuando se celebran cumbres bilaterales. Recordemos que la ley que regula el uso de la bandera de España señala que cuando ésta deba ondear junto con las de otros estados o naciones lo hará siguiendo los usos y costumbres internacionales (Ley 39/1981, artículo 7). Éste es un buen ejemplo.

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Esta disposición de las banderas resulta muy gráfica, además, porque favorece que cada mandatario quede situado delante de su propia bandera.

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

En el Palacio de La Moncloa, sin embargo, no se respetó la ley de la derecha. O, mejor dicho, se respetó a ratos, lo cual es menos comprensible.

A su llegada a la sede de la presidencia del Gobierno, el presidente estadounidense fue recibido por Mariano Rajoy, que no le cedió su derecha a la hora del tradicional posado en el porche monclovita.

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Cosa que sí hizo al llegar al interior del palacio y tomar asiento en el salón Tapies, donde se mantuvieron una reunión.

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

No se entiende por qué unas veces sí y otras veces no, sobre todo porque esta falta de criterio (no puede ser otra cosa) se manifiesta reiteradamente en ocasiones similares. Obsérvense las siguientes fotos que lo demuestran. En todas ellas aparece el presidente Rajoy recibiendo a un alto mandatario en las puertas de La Moncloa. Ahora a la derecha, ahora a la izquierda, sin razón aparente para estos cambios.

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal


Sin embargo, el presidente Obama lo tiene claro: su invitado de honor siempre queda a su derecha cuando lo recibe en la Casa Blanca. Y así lo hizo cuando recibió al rey de España y a nuestro presidente en el Salón Oval, igual que hace con todos sus invitados.

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

Izquierdas y derechas en la visita de Obama a España. Olga Casal

No ceder la derecha a un invitado de honor puede interpretarse de muchas maneras, desde la descortesía a la indiferencia, pero lo que no es de recibo en tan altas instancias es la falta de un criterio común. Eso sólo revela poco rigor a la hora de calcular la imagen pública de una institución y quien la representa. Y -no lo olvidemos- todo comunica.

12/5/16

¿Qué puedo comer con las manos?

Qué puedo comer con las manos. María Vidal. Olga Casal


A nadie le gusta llamar la atención por su falta de modales en la mesa, a nadie le gusta ser señalado como grosero o maleducado. Por eso todos nos preocupamos cuando se presenta un compromiso para comer o cenar fuera de nuestro ámbito habitual, o, como se dice ahora, fuera de nuestra zona de confort. Entonces surgen las preguntas sobre cómo se come tal o cual alimento, si utilizar las manos en determinadas circunstancias, si el pan que me corresponde es el de la izquierda o la derecha... ¡dudas y más dudas!
Sobre alguna de estas cuestiones relacionadas con el comportamiento en la mesa, me entrevistó hace algunas semanas María Vidal, periodista de La Voz de Galicia. El resultado de nuestra conversación es el simpático artículo que publicó en YES, el magazine que este diario distribuye los fines de semana. Espero que su lectura le sirva a alguno para aclarar esas dudas existenciales. Si no es así, al menos pasará un buen rato. El artículo se puede leer en el siguiente enlace: