14/3/11

PROTOCOLO Y REDES SOCIALES, por Olga Casal





















La semana pasada asistí a una interesante jornada de trabajo sobre protocolo y redes sociales organizada por la Asociación de Técnicos de Protocolo de Galicia en la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre.


En su intervención, José Francisco Sánchez, director de la Fundación, habló sobre la importancia del protocolo y sus aplicaciones en la organización de actos de carácter mixto, a los que concurren representantes institucionales, empresarios y personalidades de distintos ámbitos, poniendo como ejemplo los que la propia Fundación celebra. Insistió en los tres criterios que se deben tener en cuenta: la ordenación, en primer lugar, atendiendo a la normativa de precedencias en lo tocante a autoridades, pero sin olvidar que en un acto de carácter privado también hay invitados con vinculaciones familiares o sociales que deben intercalarse con los demás. Además, aclaró, “el anfitrión no debe ceder la presidencia, excepto en casos excepcionales”, ya que lo contrario desvirtuaría el mensaje. Y precisamente el mensaje es el segundo punto a tratar: Todo acto actúa como vehículo transmisor del mensaje propuesto por los organizadores y debe quedar plasmado en el lugar de la celebración, pero también en las imágenes que los medios de comunicación transmiten y que reciben miles de ciudadanos que no están presentes. Esto obliga a cuidar de manera especial la escenografía, el punto de foco, el encuadre perfecto, “para que salga quien tenga que salir”. Y por último, habló el ponente de la importancia cada vez mayor que cobran los Social Media en la celebración de eventos, no sólo en la convocatoria a los mismos, sino en el propio transcurso, ya que mientras se celebra, los mismos invitados se convierten en narradores improvisados que van transmitiendo sus impresiones a través de las redes sociales. Mucho antes de terminar el acto, miles de tuiteros conocen ya los pormenores del mismo gracias a los mensajes que han recibido relatando el acontecimiento.

Sobre el tema de las redes sociales, Mariluz Álvarez, experta en comunicación y protocolo, trazó una interesante panorámica de la web 2.0 basada, según sus palabras en “escuchar, aprender y compartir”, insistiendo en la necesidad de preservar la neutralidad de la red como medio de comunicación y expresión libre que, en la actualidad, se ve comprometida y amenazada por leyes absurdas que no satisfacen a nadie, más que a los que las promueven.

Fue una interesante mañana la del viernes y agradezco desde aquí el haber sido invitada a participar en este encuentro, que culminó con una visita guiada al Museo de La Voz. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada