6/1/16

Pascua Militar, historia y simbolismo de una ceremonia castrense, por Olga Casal

Pascua Militar, historia y simbolismo en una ceremonia castrense, por Olga Casal


Como todos los años, los reyes presiden la tradicional y solemne celebración del Día de la Pascua Militar, que se festeja desde hace más de dos siglos cada 6 de enero con una recepción oficial en el Palacio Real de Madrid, para conmemorar la liberación de Mahón (Menorca) de la presencia inglesa. Esta ceremonia, cargada de simbología, es la fiesta de las Fuerzas Armadas y reúne a los responsables del Estado Mayor de la Defensa, de los tres Ejércitos y la Guardia Civil, así como a las máximas autoridades de las Órdenes de San Fernando, San Hermenegildo y de la Hermandad de Veteranos.



La Pascua Militar tiene una profunda y larga tradición en la vida castrense española. Su celebración se remonta al reinado de Carlos III, cuando, el 6 de enero de 1782, se recuperó la localidad menorquina de Mahón, que se hallaba en poder de los ingleses. Como expresión de júbilo, Carlos III ordenó a los virreyes, capitanes generales, gobernadores y comandantes militares que, en la fiesta de la Epifanía, reuniesen cada año a las guarniciones y notificasen su felicitación personal a jefes y oficiales de los Ejércitos.

Pascua Militar, historia y simbolismo en una ceremonia castrense, por Olga Casal


Esta celebración ha pasado de ser un recuerdo histórico a un solemne e importante acto castrense con el que se inicia el año militar, se realiza un balance del año anterior y se marcan las líneas de acción a desarrollar en el que comienza, además de rendir homenaje a los compañeros de armas fallecidos. Es, además, el primer acto solemne del año, una de las pocas veces en que el rey interviene con una alocución institucional.

La conmemoración de la Pascua Militar es la máxima expresión del protocolo castrense. Los reyes son recibidos en la Plaza de la Armería del Palacio Real por el presidente del Gobierno, el ministro de Defensa, el ministro del Interior y el jefe del Estado Mayor de la Defensa. Tras los saludos de rigor, los reyes reciben los honores de ordenanza y el rey pasa revista a la formación de la Guardia Real.

Pascua Militar, historia y simbolismo en una ceremonia castrense, por Olga Casal

Una vez concluidos los honores, se dirigen todos al interior del Palacio. En la Sala de Gasparini la pareja real recibe el saludo de las comisiones asistentes al acto para, a continuación, dirigirse al Salón del Trono, donde el rey impone condecoraciones militares a aquellos civiles y miembros de las Fuerzas Armadas que se han hecho acreedores a ellas durante el año. La ceremonia incluyó en esta edición la entrega al rey de la bengala de capitán general de manos del jefe de Estado Mayor de la Defensa. Se trata de un bastón de mando que comenzaron a usar los reyes en el siglo XVIII  como símbolo del mando supremo de los Ejércitos. En su empuñadura figuran los escudos de los cuerpos y en la contera los escudos de armas de Felipe VI, su cifra (F VI) y la fecha de su proclamación (19 de junio de 2014).

Pascua Militar, historia y simbolismo en una ceremonia castrense, por Olga Casal

La decoración del Salón del Trono se conserva intacta desde el reinado de Carlos III. Bajo la bóveda en la que Tiepolo pintó la Alegoría de la Monarquía Española, en el centro de la estancia se encuentra el dosel de terciopelo que cobija los dos tronos de talla dorada que están flanqueados por dos leones de bronce también dorado que Velázquez trajo de Roma en 1650. El conjunto tiene un enorme valor simbólico, ya que representa a la monarquía y su larga trayectoria histórica en España. Además, el hecho de que la pareja real no ocupe el trono (ni ahora ni durante el reinado de Juan Carlos I) es una deliberada manera de hacer patente que la monarquía no se sitúa por encima del pueblo, sino a su servicio.

Pascua Militar, historia y simbolismo en una ceremonia castrense, por Olga Casal

Después del acto de imposición de condecoraciones, el ministro de Defensa pronuncia su discurso, que es contestado por el rey, quien cierra el acto. Finalmente todos se trasladan al Salón de Columnas con los demás asistentes para disfrutar de un vino de honor y departir.

Pascua Militar, historia y simbolismo en una ceremonia castrense, por Olga Casal



Por tratarse de un acto solemne, la invitación cursada por la Casa Real establece una rigurosa etiqueta, consistente en el uniforme de gala, modalidad A para los militares, y para los civiles el chaqué, en el caso de los caballeros, y el vestido largo en el caso de las señoras. Afortunadamente, atrás quedaron los días en que la etiqueta de tan solemne acto era interpretada libremente por alguna autoridad destacada, como comentó AQUÍ con tanto acierto mi querido y recordado José Luis Delgado.

Tradición, historia y simbolismo se unen en esta ceremonia castrense que se celebra cada año el día de Reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada